Aún no conocemos
a nadie que odie el mar.

Y sabemos además que cualquier contacto íntimo con él favorece un comportamiento responsable. Esto es lo que nos lleva a fomentar el desarrollo de iniciativas que nos acerquen a nuestro gran azul. Todos nuestros proyectos de impacto surgen por y para amar el océano.

Eco-swimming

Apoyamos a Vies Braves en el fomento del eco-swimming (nadar con el objetivo de recoger basura marina) como modalidad de natación para la concienciación de los nadadores y en becas a jóvenes para acercarse a la biología marina. En 2019, más de 130 nadadores han extraído 426 kg de basura de nuestras costas.

Paddleforplastic

Este año, en nuestra colaboración con el centro de kayak SK Kayak, hemos adquirido dos embarcaciones hechas con basura plástica reciclada del océano y los hemos puesto a disposición de los kayakistas a cambio de traer plástico del mar. Además hemos aportado material didáctico sobre la contaminación marina y los buenos hábitos para facilitar la tarea de los monitores.

Limpiezas de playa y fondos marinos

No hay ninguna persona en el mundo que no genere un impacto negativo en el océano. Podemos intentar que ese impacto sea mínimo, pero existe. Una buena manera de devolver al océano todo lo que nos da es limpiar la playa o los fondos marinos.

Además, no hay mejor introducción al tema de la contaminación plástica, que participando en una limpieza de la playa.

A través de nuestras propias limpiezas y de la alianza con diferentes entidades especializadas en la limpieza de litorales de Cataluña, Asturias, País Vasco y Francia hemos conseguido recoger más de 3000 kg de residuos hasta ahora.

Transformación de eventos deportivos

Este año la contribución de Ocean52 ha hecho que los eventos de gran afluencia de público junto al mar como la prueba de natación de aguas abiertas Radikal Swim (ahora Radikal Ocean52) y la prueba del campeonato mundial de surf Quiksilver Pro France se hayan convertido en ocasiones únicas de concienciación sobre el océano con limpiezas de playa, charlas y buenas prácticas para hacer los eventos más sostenibles y libres de plástico.

Postcards
for the ocean

El 8 de junio de 2018, día mundial de los Océanos, enviamos 52 postales a 52 líderes del mundo pidiéndoles que actuaran para la protección de los océanos. Además estas mismas postales que de manera irónica denuncian la situación actual de nuestros océanos fueron exhibidas ese mismo día frente a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York y utilizadas en las manifestaciones contra el cambio climático en Barcelona en las que somos nosotros mismos, las personas que formamos Ocean52, que nos lanzamos a la calle a luchar por la justicia climática. Esta iniciativa ha sido merecedora de un premio ÉPICA además de haber sido incluida en la colección permanente del Postcards Museum de Nueva York.

Ocean
Defender

Nuestro embajador Antonio de la Rosa cruzó de San Francisco a Hawaii remando durante 76 días sin asistencia en su paddle “Ocean Defender”. Ayudar a hacer realidad su travesía tiene un sentido fundamental: hacer que el océano sea noticia y llegue a muchos medios de comunicación y a cadenas de televisión como la CNN para movilizar al mayor número de personas posibles.

Comunicar y hacer llegar el mensaje al máximo número de personas posibles es básico para generar un cambio de comportamiento que ayude a proteger el océano.